Comida volátil

¿A dónde va el tamaño de la comida cuando uno la cocina?
Hacía unos días que me obsesionaba esta pregunta. Sinceramente no me la había hecho antes, pero el otro día, no mientras hacía unas hamburguesas sino cuando fui a sacar una pizza del horno me sorprendí. Recordaba vivamente que antes de meterla, la pizza casi no entraba en la bandeja, tocaba todos los bordes. Pero cuando la saqué dejaba unos dos centímetros entre su borde de masa y el borde de la bandeja. Los días que siguieron confirmé este mismo accidente con hamburguesas, cachos de carne y algunas verduras al wok.
Finalmente ayer, después de preparar unos fideos para la cena, llegué yo solito a una conclusión definitiva que termina con esta polémica. El sentido común me permitió ver que el natural equilibrio del cosmos, que compensa todos los accidentes espacio-temporales, hace que el tamaño que parece desaparecer de las pizzas y hamburguesas infle las pastas, el pan y las facturas. Sin duda con esta idea, realizo un aporte invalorable a la comprensión de los procesos gastronómicos.