El mago de en serio

Para demostrar la existencia de este arte maravilloso es suficiente con encontrar un verdadero mago. Sólo con eso vasta, un sólo evento mágico prueba la existencia de la magia. Como supongo que incluso ante un hecho sobrenatural categórico algunos seguirán escépticos, recurriré a una persona.
Esa persona es ni más ni menos que Juan Tamariz, quien desde hace años se dedica con una profundidad inverosímil a este arte tan particular. Desarrollando efectos, técnicas y principios. Escribiendo libros con  propuestas de gran originalidad e infinito valor técnico. Concibiendo la teoría de la vía mágica y las pistas falsas.
Entonces, a aquellos que no crean en la indudable veracidad de la magia, los invito a disfrutar de este mago español inigualable, recomendándoles para empezar su música mágica, la rutina que lo llevó a ganar el mundial de 1973 y que es por sí sola, la demostración de la existencia verdadera de la magia.