Buena mentira

Cuando Umberto Eco publicó La misteriosa llama de la reina Loana declaró que sería su última novela. Así el mundo supo que el famoso semiólogo se plantaba en cinco grandes obras narrativas. El autor daba así por terminada una serie de novelas de gran éxito, que tiene como máximos exponentes a El nombre de la rosa y El péndulo de Foucault.
En los últimos días comenzaron a verse, en las librerías de Buenos Aires, unos cuantos ejemplares de El cementerio de Praga, que no es más ni menos que una nueva novela del autor, publicada después de seis años.
Está confirmado entonces que Umberto Eco nos mintió. Pero sin duda se trata de una mentira de esas que todos podremos disfrutar. Es bueno saber que después de transitar el increíble laberinto de aquella abadía benedictina y sufrir con esos editores que por divagar con la historia de los templarios terminaron mal, o después de haber acompañado a Baudolino en sus aventuras tenemos la oportunidad de volver a recorrer las páginas narrativas de Eco.
A leer El cementerio de Praga.