En busca del ángel

Ahí estaba Raúl, en un rincón de la morgue. Ahí estaba su portafolio, conteniendo la licitación que tenía que entregar. Su cuerpo estaba en la heladera, esperando a que se lleven a cabo algunos trámites. Esa licitación era su tema pendiente. Sabía que no podría entrar al cielo si no entregaba el sobre papel madera. Intentó nuevamente tomarlo. Pero cuando acercaba su mano al portafolio, nada la detenía. Simplemente pasaba de largo, atravesando el fino cuero marrón.
Aceptó que necesitaba ayuda. Se acordó de que aún era visible. Y aunque no sabía por qué razón la gente podía verlo después de muerto, supo que le sería más fácil conseguir que alguien le hiciera el favor de entregar la licitación. Así que cuando entró en la habitación uno de los empleados de la morgue, sintió un gran alivio.
Aquel hombre era altísimo, casi dos metros. Vestía un guardapolvo blanco. Le extrañó muchísimo encontrarse con Raúl, aún sin saber que estaba muerto. No puede estar en esta habitación, le dijo al fantasma. Entiendo, respondió Raúl, entré por la pared. Es que este portafolio me pertenece y necesito que me haga el favor de entregar un sobre que hay dentro. La cara que puso el empleado de la morgue fue muy divertida de ver. Sé que suena extraño, prosiguió Raúl, pero acabo de morir y no puedo presentarme en la puerta del cielo mientras no entregue ese sobre.
El empleado de la morgue le pidió a Raúl que se fuera. Pero fue tan pesada la insistencia del ingeniero, que al hombre del guardapolvo no le quedó otra que ir a confirmar la versión del fantasma. Entró en la habitación de las heladeras. Le sostuvo inútilmente la puerta a Raúl. El ingeniero, muy respetuoso, evitó atravesar la pared. Cuando el empleado estuvo frente a la puertita número doce, la abrió sacando el cadáver un poco hacia afuera. Abrió la bolsa negra. Era Raúl.
Tan grande fue el susto que se llevó el empleado de la morgue, que con tal de dar por terminada su relación con el fantasma, accedió a hacerle el favor de entregar el sobre. Salió corriendo con la licitación y la presentó en el ministerio de obras públicas.