Sabato

sabatoEl escritor argentino Ernesto Sabato, que antes había sido físico y después fue pintor, falleció hace algunas horas, mientras se encaminaba a cumplir los cien años. Según pudo saberse, dejó este mundo en su casa de Santos Lugares, aquel legendario sitio donde cada 24 de junio, famosos y comunes acostumbraron celebrar su cumpleaños.
Las tres novelas que escribió pueden ser consideradas obras fundamentales de la literatura argentina del siglo XX. El túnel (publicada en 1948) es la más breve de las tres. Sobre héroes y tumbas (1961) no sólo es la más larga, es también la que contiene ese texto infinitamente genial que es el Informe sobre ciegos. Abadón el exterminador (1974) es la última en ser escrita y la primera en la que él mismo es personaje y autor.
Buscamos con insistencia comunicarnos con Bruno, pero resultó imposible. Nos hubiera gustado contar con los comentarios y sentimientos del personaje de Sobre héroes y tumbas que era buen amigo de Sabato en Abadón el exterminador. No contestó el teléfono de línea, aparentemente no tendría celular.
El que sí hizo declaraciones fue Fernando Vidal Olmos, polémico personaje que todos creíamos muerto. Ernesto era un tipo especial, explicó, nunca me cayó bien, me dejó bastante mal parado en ese libro, aunque siempre estuvimos de acuerdo en que los ciegos controlan el mundo.