Estratósfera socrática

Como pudo saberse en los últimos días, el expresidente argentino Carlos Menem sabía lo que decía aquella vez en la que todos pensaron que deliró con la estratósfera. Es que en algún lugar, alguien está desarrollando un avión hipersónico que volará a treinta mil metros y se propulsará con algas marinas. Esta extraño proyecto es tal cual lo que decía Menem. Volará por la estratósfera y unirá París con Tokio en dos horas y media.
Hasta aquí no hay nada fuera de lo común. Algunos siguen pensando que el expresidente deliró, otros creen que habría preparado su discurso después de mantener una reunión con un agente secreto. Incluso están los que ahora lo declaran un visionario.
Pero todo tomó otro color cuando ayer por la tarde, un lugareño que hacía un pozo en el fondo de su casa en las afueras de Atenas, dio con una vasija de barro muy antigua que contenía un rollo de papel amarillento. El lugareño descartó que se tratara de papel higiénico, por lo que dio aviso a las autoridades.
Después de que los expertos le hecharan una leída a este rollo que estiman tiene más de dos mil años, anunciaron al mundo que se trata, ni más ni menos, de las obras completas de Sócrates. Hasta hoy, nadie en el mundo creía en la existencia de estos escritos, con excepción de Carlos Menem, quien una vez dijo haberlos leído todos.