Segundo aniversario

El pasado 25 de septiembre, Percepciones de la ignorancia cumplió 2 añitos. Se ha sabido que Rodrigo Valla, su autor, le preparó una torta de chocolate con mucho dulce de leche y le prendió dos velitas. Por alguna razón desconocida, el blog no pudo soplarlas. Quizás no haya podido pedir los tres deseos.

El asunto es que una ráfaga de viento logró filtrar por los burletes de la ventana una leve corriente que volcó las velas, que cayeron al mantel, que se encendió inmediatamente, que dejó negro el techo y así. Los bomberos tuvieron algunas dificultades pero pudieron controlar el fuego y los daños no fueron tan graves.

Más allá de este triste hecho, aprovechamos para entrevistar a Rodrigo, quien se mostró contento del crecimiento que tuvo el blog en este último año. Si bien es cierto que se publicaron menos textos que el año anterior, comentó, es bueno haber podido mantener vivo el blog. Además, agregó, la cantidad de visitas ha crecido 80% con respecto al año pasado.

Percepciones de la ignorancia, por su parte, no se mostró tan conforme. Afirmó que le gustaría haber ido a Marte con el Curiosity pero Rodrigo no le dio permiso. Aparentemente eran amigos personales antes de que el robot fuera lanzado hacia el planeta rojo. Cuando se le preguntó si seguían en contacto respondió: la verdad es que no, lo llamé por teléfono una vez, pero hay un retraso de 14 minutos en el satélite. Se hace imposible mantener una conversación, protestó.

Si bien el blog que acaba de cumplir años es un accidente informático insignificante al lado de una misión espacial de miles de millones de dólares y aún cuando entre los blogs que hay por ahí, también es pequeño ya que tiene menos de mil visitas diarias (unas novecientas ochenta y seis visitas menos) quizás sea el único que festejó su cumpleaños con un incendio.