Algoritmo mágico

No pude evitar sentir pánico. Me formulé una pregunta terrible, de esas que nos dejan tirados por el piso. Me di cuenta de que a esta altura del tiempo, usamos las computadoras para todo, que cada vez nos volvemos más dependientes de sus capacidades y al mismo tiempo, las cargamos con más y más información.

Adentro de las computadoras todo se transforma en dígitos binarios. Hay ceros y unos por todos lados. Entonces me asaltó la duda, ¿pueden alcanzar para siempre? ¿Viviremos para ver el día en que nos quedemos sin dígitos? Si las computadoras se vieran privadas de su materia prima, los unos y los ceros, volveríamos a la época de la ilustración bidimensional (nada de programas de diseño, otra vez al lápiz).

Entonces, aún cuando no pude demostrar que existen infinita cantidad de dígitos en el universo, en parte porque sigo teniendo problemas con el infinito, me propuse diseñar un pequeño método que nos permita dormir tranquilos.

Así es como he desarrollado, después de pensar con papel y bolígrafo de a ratos, un algoritmo mágico que es capaz de extraer tantos unos como uno desee a partir de manipular tres cosas cualesquiera. Sólo se necesita, antes de empezar, encerrar esas tres cosas en una ecuación particular. Después, la manipulamos un poco, sacamos factor común, pasamos multiplicando, restando y nos quedamos con un uno que queda solito. Lo guardamos bien. Para repetirlo, sólo tenemos que rotar la ecuación resultante media vuelta exacta (conviene usar un transportador para este paso). Para los ceros la cosa en mucho más fácil.

Ahora puedo dormir tranquilo, sabiendo que si algún día las computadoras se acaban no va a ser por falta de dígitos, quizás se deba a la escasez de silicio o la extinción de China.

Descarga gratuita de la formalización de mi algoritmo mágico aquí.