Hologramas vs. Fantasmas

Infrecuente lío el que se armó durante los últimos días en la ciudad de Buenos Aires. Curiosamente, nada tiene que ver con presidentes, políticos ni papas. Se trata de la preocupación expresada por la Cámara Argentina de Fantasmas y Espíritus para el Susto (CAFES, no confundir con cafés).

Los integrantes de dicha institución, todos ellos fantasmas de muertos humanos con excepción de un solo espíritu que nunca tuvo vida corpórea, se mostraron preocupados por el incesante avance de la tecnología. Ya las pantallas de diodos emisores de luz repartidas por todos lados dificultaban su labor. Según dicen, por los reflejos, la gente no los ve. Si no los ve, no se asusta.

Estamos muy preocupados por nuestras fuentes de trabajo, expresó el vocero de CAFES, tememos que la tecnología holográfica esté lista muy pronto y así perderemos el privilegio de ser los únicos espectros. El fantasma se refiere a la posibilidad cierta de que en un futuro cercano los hologramas sean moneda corriente. Imagínense un mundo, continuó, en el que no sólo se vean fantasmas si no también hologramas tradicionales de gente famosa publicitando distintos productos.

Los miembros de CAFES analizan la posibilidad de tomar medidas. En principio se descartan medidas de fuerza gremial, ya que no estaría claro a quién reclamar mejoras en las condiciones laborales. Los sectores más radicales amenazan con asustar a una mayor cantidad de gente las próximas semanas, buscando un aumento considerable del stress de la población.