No aparece Rodrigo Valla

Hoy se cumplen 4 años desde la primera publicación en Percepciones de la ignorancia. Sus personajes se encuentran en una situación muy delicada, ya que desde el mes de marzo de este año, el blog no ha mostrado nuevas publicaciones. Se trata de una preocupación casi obvia, un personaje no vive si no lo escriben. Lamentablemente, todos los intentos de dar con el autor del blog resultaron infructuosos. Estaría desaparecido.

Aún después de investigar a fondo, seguimos sin contar con ninguna información fiable sobre la localización de Rodrigo Valla. Quizás en el mundo real sea más fácil encontrarlo. Aquí, distintos personajes del blog tienen sensaciones muy dispares. Algunos como Javier, el trasgresor, no dan la más mínima importancia al hecho. A mí no me importa, dice, yo puedo descansar acá en la nada hasta que se digne a escribirme de nuevo. Eso sí, continúa, cuando lo haga voy a hacer un desastre.

Cuando se consultó a Andrés, el luthier del barrio de flores, tampoco le dio mayor importancia. Quizás porque en el mundo real, él y Rodrigo se ven todas las semanas. Mirá, explicó, supongo que escribe menos porque anda con poco tiempo. A mí no creo que vuelva a escribirme, yo el violín ya lo terminé.

Un poco más esotérico, Leonardo, que no se anima a aplaudir desde que descubrió que cada vez que lo hace detiene el tiempo, sugirió teorías de lo más descabelladas. Por ahí lo secuestraron los extraterrestres, contó preocupado. Es que si se llegan a creer lo que escribe se puede armar flor de lío.

Por cobardía no consultamos al asesino de los refranes, no vaya a ser que nos mate. Así no nos queda más que aceptar que el cuarto aniversario de Percepciones de la ignorancia pasa de largo sin ninguna fiesta. Mientras Rodrigo siga perdido no vamos a saber si está escribiendo algo. Claro que alguien escribió esto. ¿Habrá sido Rodrigo?