Definición: Sánguche

Me parece importante aclarar cierta polémica en relación al sánguche. Es que una receta tan versátil, de esas que manifiesta su realización con amplio margen de complejidad, partiendo del pan queso pan y alcanzando expresiones tales como varias verduras a las brazas con cachos de carne a la parrilla muy bien condimentados aplaudidos entre porciones de pan integral con semillas de orígenes desconocidos, merece que establezcamos su delimitación en el espacio con gran precisión social.

Hace unos días estuve en una feria. Pero no era cualquier feria, era una de esas de comida elaborada. Casi todos los cocineros famosos (famosos porque salen en la tele porque de cómo cocinan no tengo idea), reunidos en el mismo espacio, ofrecían recetas pretensiosas y grandilocuentes a distintos ríos de gente que iban fluyendo entre los puestos.

La cola para comprar choripanes era muchísimo más larga que todas las otras. Quizás poniendo en evidencia que por muchas vueltas que se le den a miles de distintos ingredientes, esas recetas que cocina cualquier gaucho tienen un gusto inigualable. Por supuesto no me compré un choripán. Para comer un choripán me lo hago yo. Así que me decidí por un sánguche de pastrón con cebolla caramelizada y no sé que más.

Me llevé una tremenda sorpresa cuando lo abrí y descubrí que en realidad era medio sánguche. Esto quedaba en evidencia porque la rodaja superior de pan negro especial estaba cortada a la mitad. Resulta obvio que la única referencia para determinar si el sánguche está completo es el pan. Porque es fácil confundir la completitud del jamón, el queso, el salame o el pepino. Pero no del pan.

Lo que más me indigna es que el pan puede hacerse de cualquier tamaño. ¿Es necesario cortar la rodaja por la mitad? ¿Por qué no hacer un pan más pequeño? Al final comí medio sánguche. Pero me lo cobraron como uno entero.