Última desilusión

Una vez más nuestro planeta pasó por ese punto de su órbita en donde se ubica el 25 de septiembre. Percepciones de la ignorancia cumplió 5 años y como el año pasado, sus personajes viven preocupados.

Si bien el blog había mostrado una inusitada vitalidad a principios de este año volviendo a mostrar nuevas publicaciones todas las semanas durante febrero, marzo y abril, en mayo la cosa volvió a estancarse.

Desde entonces tan sólo el mes de agosto permitió que algunos de los personajes del blog se sintieran vivos de nuevo. A la preocupación natural que sufren los personajes al ver sus historias aparentemente abandonadas se suman miedos más complejos.

Es que Adrián se ha colado en los textos muy frecuentemente. Algunos de los personajes suspendidos temen volver a aparecer, porque quizás de hacerlo sean víctimas del asesino de los refranes. Incluso algunos le tienen una envidia completamente patológica a Gabriel Click y sus extrañas fotografías. Se rumorea en el mundo ficcional que una de las razones por las que Rodrigo no escribe es que se ha vuelto un fanático de la fotografía. Incluso Tomás, el mejor detective de la historia de la literatura, está convencido de que Gabriel y Rodrigo son la misma persona.

Más allá de las distintas especulaciones alrededor de Rodrigo, lo cierto es que el blog sigue vivo. Quizás con menos vida de lo que uno espera, pero cada tanto la historia continúa, de a pequeños pasos discretos su desarrollo viaja hacia quién sabe donde. En promedio, de 2010 a la fecha, Percepciones de la ignorancia publicó un texto cada 8 días.